Emociones primarias y secundarias

Emociones primarias y secundarias

Las emociones se pueden clasificar entre básicas o emociones primarias y secundarias y, como hemos dicho, pueden ser positivas o negativas. Para que una emoción sea primaria esta debe ser reconocible a primera vista y tiene que tener un carácter universal identificable en cualquier cultura. Las emociones primarias, además, suelen cumplir un papel en la supervivencia como respuesta a estímulos agradables o desagradables que pueden llevar asociados una determinada acción.

Además, la emoción primaria debe implicar consecuencias físicas especialmente en el rostro y en otras partes del cuerpo como en la frecuencia cardíaca, la ruborización, la tensión muscular… Otras de las características de las emociones primarias son:

  • Aparecen de repente y tienen corta duración.
  • Tienen un claro reflejo en la expresión facial.
  • Están con nosotros desde el nacimiento y durante toda la vida.
  • Provocan reacciones involuntarias en el organismo.
  • Sirven como método adaptativo.

De las emociones primarias que cumplen todos estos rasgos derivan una infinidad de emociones secundarias que resultan más complejas por la mezcla de una o varias de las emociones básicas. Algunos estudios han llegado a distinguir hasta 27 subtipos de emociones que oscilan entre diferentes estados emocionales con fronteras desdibujadas y mucho más complejos de observar y de identificar como pueden ser los celos, la vergüenza, la excitación o la calma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s