PALABRAS

PALABRAS

 

Por. Lic. en Psicología Cristina Meza Araiza

Ced. 04937

(cel. 6121682929)

Nuestros deseos y anhelos pueden volverse una realidad, no como un proceso de magia, claro está, será mediante nuestro esfuerzo y lucha constante por lograr aquello que perseguimos.

Es importante que salgan de nosotros palabras positivas, frases que nos ayuden a seguir por el camino correcto, ¿Cómo es eso? Bueno, siempre he pensado que la positividad y las buenas actitudes son una gran aliciente combinado con nuestros talentos personales y nuestra dedicación el trabajar por aquello que buscamos. Consideremos las palabras como la base de lo que creamos  en nuestra vida.

Yo recuerdo a mi madre quien falleció hace varios años, era una mujer muy sabía, con el entendimiento que da la experiencia de todos los años de vida, ella siempre decía que si de nosotros salían palabras malas, crueles o negativas, nuestro cerebro las escuchaba y nosotros nos la empezaríamos a creer, decía también que no debemos guardar odios ni rencores ya que se acumulaban en el cuerpo y eso nos producía cáncer y enfermedades, mi madre fue una mujer sin preparación académica superior, curso la primaria y nada más allá.  Al principio no lo entendía, lo tomaba solo como palabras que decía mi madre, pero con el paso de los años me he dado cuenta que no estaba totalmente fuera de lo cierto.

Años más tarde después de las palabras de mi madre, leí en un libro en el entendí que lo que ella decía era verdad, el rencor produce cáncer y diversas enfermedades, ahora lo sé, es un proceso de somatización.

En ocasiones dudamos de las palabras de nuestros padres o de los mayores nos dejarnos llevar por su falta de escolaridad, algunas cosas no se aprenden en las escuelas, son aprendizajes de nuestras experiencias o de experiencias de alguien más, solo debemos de aprender a observar.

Recuerdo que tuve una maestra de la que no podía pronunciar su nombre, era yo pequeña y eso no ayudaba, por más que intentaban enseñarme a pronunciarlo, nunca pude, no es ese tiempo, tiempo más tarde, ya con más edad lo pude hacer. Es algo que no olvido ya que aprendí una gran lección, si no sabes como pronunciar una palabra, usa otra, que la correcta llegará a su tiempo.

Nuestros padres nos dan lo mejor que tienen, dan lo que pueden dar, y con el poder dar me refiero a que por más que ellos así lo deseen, nadie puede dar aquello que no tiene. Quizá hubiéramos preferido padres más amorosos, más jóvenes, más libres, o tantas cosas pero, no olvidemos que a ellos también les tocó pasar lo mismo que a nosotros, a final de cuentas son hijos criados por padres a los que criaron sus padres.

Me transformo en lo que quiero ser, ya que a fin de cuentas YO DECIDO lo que quiero, hasta donde quiero y estoy dispuesta a llegar, ¿de qué depende? DE MI, DE MI ESFUERZO, DE MIS GANAS DE SER MEJOR Y DE LOGAR METAS Y, SI POR ALGO NO LOGRO EXACTAMENTE MIS METAS, ALCANZAR AQUELLO QUE SEA MUY PARECIDO Y LO MÁS IMPORTANTE, ME APORTE FELICIDAD.

Gracias por llegar hasta aquí ¡Tengamos una excelente semana!

P.D. Conectemos nuestros pensamientos con lo que expresamos mediante palabras.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s